26.10.05

La piedra lunar

La piedra lunar - W. Wilkie Collins - Hyspamérica Ediciones, Buenos Aires, 1985 (edición en dos tomos) - Título original: The Moonstone; año 1868. Traducción: Horacio Laurora.

El título parece sugerir un relato de Ciencia Ficción, sin embargo se trata de una novela policial.

La trama gira en torno del robo de un diamante de extraordinario valor, la Piedra Lunar del título. Y aunque se trata de una novela policial inglesa, debe decirse que está bastante lejos del esquema tradicional de los relatos ingleses de fines del siglo XIX y principios del XX: delito + sospechosos + detective = culpable + explicación.

En efecto hay un delito y un detective que lo investiga, pero el toque original de la novela consiste en que la trama se va construyendo a partir de sucesivos relatos individuales, cada uno de ellos narrado por uno de los protagonistas (a veces el relato toma la forma de una carta, a veces es un diario personal, etc). Es interesante observar que cada relato no sólo nos dice lo que ha sucedido (al menos según lo ha visto el personaje que lo cuenta) sino que, fundamentalmente, nos muestra los prejuicios y las opiniones del propio narrador.

Lentamente estos relatos van construyendo un argumento sólido e interesante. Por momentos un poco ingenuo (es fácil decir esto desde el año 2005) , pero realmente hábil e ingenioso. En suma, un librito ciertamente muy recomendable.

3 comentarios:

Claudio dijo...

No leí "La piedra lunar" (y tampoco soy experto en relatos policiales). Pero la idea de relatar el mismo hecho desde el punto de vista de los distintos protagonistas me recuerda a los relatos de Hércules Poirot o la serie "Petrocelli".

Gaia dijo...

Collins resulta un gran escritor de novelas de misterio, en Basil da otra muestra de su talento.
El desarrollo individual de los personajes es excelente, la verdad que una novela muy recomendable, con el sello de calidad que implica haber sido escrito en Inglaterra en el mejor periodo de su literatura.

Jaime dijo...

Yo me la he leído y me ha gustado; lo que pasa es que en algunos momentos se hace algo lenta.