10.1.07

Titán

Titán - John Varley - Edhasa (Colección Nebulae) - Barcelona, 1981. Título original: Titan, 1979. Traducción: César Terrón.

Titán no es sólo una novela de Ciencia-Ficción, es en sí misma todo un homenaje al género, lleno de referencias a otros relatos o películas.

Resumen: (A medida que el resumen avance marcaré con números las referencias a otros relatos o películas; las explicaciones de las referencias irán abajo). La acción de la novela comienza en el año 2025 a bordo de la Ringmaster (1), la nave interplanetaria que realiza la primera misión tripulada a Saturno. Siete son las personas a bordo (2), comandadas por la capitana Cirocco “Rocky” Jones.

En las primeras páginas se describe con todo detalle cuáles son los objetivos de la misión, cuál es la rutina de a bordo, cómo son las relaciones entre los tripulantes y otras cuestiones de ese mismo tenor. Hay que decir que estas primeras páginas parecen anticipar un libro bastante aburrido, una gadget story clásica y cuadrada. Sin embargo poco después se descubrirá que esta primera impresión es errónea y que al poco tiempo el libro cambiará de clima y se pondrá mucho más interesante.

Dos de esas páginas iniciales están dedicadas a la descripción de la nave en sí: un largo tubo que en un extremo tiene los propulsores y en el otro el habitáculo de la tripulación, que es de forma esférica y está dotado de giro para producir gravedad artificial. Y justo cuando uno piensa que ya conoce esa nave, Varley agrega:

La Ringmaster tenía semejanza con otra nave espacial: la ficticia Discovery, el vehículo de sondeo joviano de la película clásica 2001: Una odisea del espacio. (3)

El objetivo de la misión cambia dramáticamente cuando la Ringmaster descubre un objeto de forma toroidal girando sobre sí mismo a la vez que orbita Saturno como si fuese una luna más. Este objeto es en realidad un mundo artificial de varios kilómetros de diámetro y que apenas refleja la luz (motivo por el cual nunca había sido observado desde la Tierra a pesar de que, según se sabe después, el toroide lleva millones de años orbitando Saturno) (4). La Ringmaster se acerca para observar el objeto, pero se estrella contra él. La nave es destruida y, tras algunas peripecias, la tripulación queda dispersa y abandonada en el interior del toroide (5).

A partir de este punto, la acción se centra en las aventuras de la tripulación por el interior del mundo anillo (al que han bautizado Temis). A lo largo de estas aventuras los tripulantes se encontrarán con criaturas a cuál más sorprendente. Hacen, por ejemplo, un viaje en el interior de un animal enorme semi-inteligente que, lleno de gas, actúa como un verdadero dirigible viviente. Desde ese dirigible divisarán una zona desértica en la que vive un enorme gusano de casi veinte kilómetros de longitud:

–Había un gusano como ése en un libro –dijo Bill.
–También una película –dijo Cirocco. Se titulaba
Dune. (6)

Se encontrarán también con centauros (sí, centauros) inteligentes y en guerra permanente con unos seres que son algo así como una cruza entre humanos y murciélagos (7).

Pronto descubrirán que todos los seres inteligentes que se encuentran no son concientes de que viven en un artefacto, el cual, por otra parte, parece mostrar signos de decadencia (8):

–¿Has leído esos relatos de naves generacionales, cuando algo sale mal y todo el mundo regresa al salvajismo? Creo que algo parecido puede estar pasando aquí.

Finalmente, tras varios meses de peripecias, Cirocco decide que debe viajar hasta el centro de la rueda, donde presiente que encontrará la respuesta a todos los misterios planteados (centauros, murciélagos–humanos, dirigibles inteligentes, gusanos de arena, etc.) Llegados a este punto resulta claro para quien va leyendo el libro que es el final el que marcará la calidad de toda la novela. Si el autor es capaz de encontrar una explicación ingeniosa para todas las rarezas que ha descripto, entonces la novela podrá calificarse de buena. Si da, en cambio, una explicación chapucera (por ejemplo, que todo era en realidad un sueño) entonces la novela será mala. Pues bien, en este caso Varley logra dar una explicación ingeniosa, coherente y perfectamente satisfactoria para todos los misterios planteados. Por supuesto, no diré cuál es esa explicación, para conocerla habrá que leer el libro. Titán no es la mejor de las novelas de Varley (de hecho, en otra entrada dirá cuál es, en mi opinión, la mejor de sus novelas), pero sin duda está bastante bien.

Referencias:

(1) “Ringmaster” significa en inglés “amo del anillo” ¿Referencia al Señor de los Anillos (Lord of Rings)? Tal vez esto es hilar muy fino, quizá sólo se refiere al hecho de que la nave viaja a Saturno.
(2) La referencia a “Alien, el octavo pasajero” parecería muy rebuscada si no fuera porque tres de las tripulantes van a quedar “embarazadas” de seres alienígenas, tal como le sucede a uno de los tripulantes de la Nostromo en la película, ya clásica, de Ridley Scott. [Por otra parte, la película es del mismo año que la novela ¿demasiada cercanía en el tiempo?]
(3) Aquí la referencia es explícita. En la película 2001: Una odisea del espacio la Discovery viaja a Júpiter, pero en la novela homónima de Arthur C. Clarke (la novela está basada en la película, y no al revés) la Discovery viaja a Saturno.
(4) Las referencias obligadas aquí son Mundo Anillo e Ingenieros del Mundo Anillo, ambas de Larry Niven y Cita con Rama (y sus continuaciones) del ya mencionado Clarke.
(5) Si imaginamos al toroide como una rueda, la Ringmaster se aproximaría hacia la parte que gira sobre el pavimento. Del mismo modo, es por esa parte que se aproxima al Mundo Anillo la nave Embustero de la novela Mundo Anillo. En ambos casos, las naves exploradoras iluminan y observan lo que para los habitantes del anillo (según la gravedad artificial reinante en él) es la parte de abajo del mundo. Las dos escenas son extraordinariamente similares.
(6) La referencia es explícita.
(7) La referencia ahora es la saga del retorno a la Tierra de Orson Scott Card (que abarca cinco novelas). La historia de esta saga comienza en un planeta colonizado varios milenios atrás por los terrestres. Algunos de ellos vuelven a la Tierra, donde descubren que aquí ya no hay humanos, sino que las razas inteligentes dominantes son dos: una evolucionada de las ratas y otra, de los murciélagos. Ambas están en guerra permanente. Los murciélagos inteligentes de la saga del retorno son muy similares en su aspecto a los seres de Temis que guerrean con los centauros. [Lamentablemente, creo que la saga del retorno a la Tierra es posterior a Titán.]
(8) Lo mismo sucede en Mundo Anillo.

Aclaración:

Gadget story: subgénero de la Ciencia-Ficción que prosperó especialmente bajo el influjo de John W. Campbell. Los relatos de este subgénero tienen, y se esfuerzan en mostrar que tienen, una sólida base científica, especialmente en el terreno de la Física. Nunca faltan en ellos los artefactos de alta tecnología, más aún, los argumentos suelen basarse casi exclusivamente en cuestiones relacionadas con estos artefactos.

1 comentario:

Zapi dijo...

Los murciélagos humanoides pueden ser una referencia a En el lento morir de la Tierra, de Brian W Aldiss